Como cambiar los sellos de un chasis Hasselblad

Desde que rescaté la Hassel del ostracismo y volví a trabajar con ella me dí cuenta que el tiempo no le había pasado en balde; los sellos del chasis estaban picados y tenían una fuga, por lo tanto no eran completamente estancos a la luz, problema muy común en estos chasis o magazin causado por el paso del tiempo y/o por mantener la placa instertada en él durante mucho tiempo. Esto se traducía en unos velados que casi cruzaban las imágenes de lado a lado algo que en un principio no me importó demasiado, es más, casi me gustaba ese toque “artístico” que le daba a ALGUNAS imágenes, pero al ser un efecto tan aleatorio e invasivo decidí ponerle remedio.

Abajo os dejo unos ejemplos de como afecta la fuga a las fotos, la de arriba, en color, aparte del halo provocado por la fuga está tirada con un rollo en color caducado y revelado con poco arte (químicos casi seguro agotados, rodillos sucios y mala manipulación) en un minilab de un establecimiento comercial, por lo que la imagen resultante del negativo, casi inexistente, la tuve que trabajar bastante en Photoshop para llegar a “eso”.

Una vez detectado el fallo y hasta que cambiemos los sellos podemos salir del paso con un trozo de cinta aislante (negra of course) en la ranura del inserto, funciona pero obviamente no es lo suyo.

 

Al lío.

El primer paso fue preguntar a compañeros e investigar por la web, llegando a localizar por eBay un repuesto de “marca blanca” de los susodichos sellos por unos 10€ frente a los 35 € más 6€ de gastos de envío de los oficiales.

Una vez el repuesto en casa me dispongo a efectuar la “reparación” cual operación a corazón abierto se tratara, decir que es un trabajo muy sencillo, aunque al ser la primera vez algo de nervios se tienen, y encima se me viene a la cabeza eso de: “Si algo puede salir mal saldrá mal…”, así que para animaros a hacerlo vosotros mismos, si lo necesitáis alguna vez, al mismo tiempo que iba “reparando” iba haciendo fotos para que sirvieran de guía paso a paso.

Al abrir el sobre que recibimos nos encontramos con una fotocopia (por las dos caras) con las instrucciones en ingles y un sobrecito más pequeño con el sello “principal”, compuesto por una laminilla plástica y una goma espuma y una tirilla de fieltro “autoadhesiva”.

 

En mi  caso despejé una mesa, encendí la luz y dispuse todo lo que creí que iba a necesitar para el trabajo: El chasis a reparar (obvio), un destornillador de “precisión”, los repuestos (obvio también), unas pinzas de depilar normales, y alcohol isopropílico, aunque el normal también sirve, yo directamente usé colonia de esas que te regalan en Reyes y está la botella dando tumbos por casa años sin abrir…

El calibre no hace falta, pero me gustó el toque “vintage” y de taller que da en la foto.  😛

Quité los tornillos empezando por el superior izquierdo y siguiendo en el orden de lectura, esto es hacia la derecha y abajo colocándolos por orden para después poner cada uno en el mismo sitio del que lo saqué. Separamos la tapa con cuidado de que no se desprendan ni la placa alargada plateada de arriba ni el “muelle” dorado de abajo, un consejo es el de hacerle una foto antes de tocar nada para ver como van.

 

Aquí podemos ver el deterioro del sello, sello que procederemos a quitar con la ayuda del destornillador y las pinzas de depilar.

 

 

Lo mismo haremos con la tirita de fieltro que hay en el marco que quitamos al principio.

Una vez retirados los dos sellos procederemos a limpiar los restos que puedan quedar con el alcohol, yo aproveché y le di una pasada también a todo lo que vi un poco sucio.

Consejo: Tanto esta tira, como la goma espuma anterior no las tiramos; las conservamos para tener las medidas por si en un futuro necesitamos fabricarlas nosotros mismos.

Este sello es el más fácil de colocar: una vez limpio Y SECO el marco se retira el plastiquito que protege el adhesivo, con cuidado, a mi junto con el protector se me fue la capa de adhesivo y tuve que ponerle uno de dos caras que tenía de pegar fotos a los álbumes, lo colocamos en su sitio y presionamos firmemente.

 

 

Vamos a por el segundo sello, como veréis por su forma y donde va ubicado es imposible no colocarlo bien.

 

 

 

Colocamos el plástico biselado más largo en su sitio y dentro la goma espuma que “envolvemos” con el rectángulo negro cual bocata.

 

Sin que se mueva ponemos la placa encima y la deslizamos hacia un tercio o la mitad del recorrido…

 

 

…para empezar a atornillar de derecha a izquierda.

 

Y trabajo terminado.

 

 

Espero que os sirva de ayuda y gracias por leerme !

 

Síguenos:

Gracias por compartir Read More…
>